23 de noviembre de 2009

El puente de Puente Grande

Muy redundante el título de este post pero es precisamente por el puente por el que la población toma su nombre. Siendo municipio de Tonalá es quizá para muchos uno de los puntos más tediosos de la carretera libre a Zapotlanejo tanto por lo estrecho y bacheado de las calles de la población como por el hecho de que el puente no es tan grande como su nombren lo ostenta. Si bien tiene una longitud de 160 metros, el ancho del puente es tal que la circulación en dos sentidos está restringida y los vehículos de direcciones opuestas toman turno para cruzarlo.

El puente cruza nuestro poluto Río Grande de Santiago justo antes de comenzar su encañonamiento. El puente data de de 1718 tiempos de plena dominación española. Aqui se asentaba una garita previa a la entrada a la zona del Valle de Atemajac. El mismo puente fue cruzado por Hidalgo y sus tropas con rumbo a Zapotlanejo donde se desencadenaría la nefasta batalla de Calderón. Es por ello que este lugar es considerado parte de la ruta de la independencia y del bicentenario.


El puente está delimitado por cuatro columnas en cuya cúspide hay o lo que queda de ellos cuatro efigies que sin atreverme a asegurarlo son representaciones de Arcángeles. Uno de ellos por el deterioro cuentan que tiene cabeza de conejo y pata de gallo por lo que dicen que es un demonio. Sin embargo son puras interpretaciones. También la columnas lucen escudos de armas españoles recuerdo de la funesta ocupación española.

En diversos lados se encuentran inscripciones relativas al puente y la garita con apreciable comnplejidad para leerlos por el desgaste de la cantera y el viejo estilo de redacción y cambio de letras. Es por ello triste ver como el puente sigue en franco deterioro por paso del tiempo y no se ve ningún esfuerzo de conservación.


El Río no frece tampoco un espectáculo muy grato ya que si bien viene contaminado por los asentamientos humanos desde Ocotlán, el paso de Puente Grande está inmediato a El Salto por lo que el olor del Río es muy desagradable y visiblemente contaminado lleno de icebergs de espuma de jabón.



Apesar de todo esto es interesante parar un momento y bajar a examinar de cerca el punte y la pequeña capilla que está posterior a su paso y si gustan dejar una propina a la familia que vive justo a un lado del puente y que voluntariamente hacen de semáforo humano para coordinar el paso de los vehículos en el puente a cambio de monedas que les arrojan los automovilistas.

Localización: 20.569651ºN 103.147302ºW. En Google maps

2 comentarios:

rigoberto sanchez barba dijo...

Es cierto que ai vivia una señora grande de edad? Antes de que existiera el puente? Y esa señora hizo un acuerdo con el demonio, acamvio de tener comunicacion con el otro lado de la carretera?

Anónimo dijo...

Que curioso

pero... tal vez para la época en que se construyo, este puente si era grande. Porque algo me dice que las condiciones y la tecnología no eran las mismas en la época colonial que en la nuestra.