5 de enero de 2008

Los Zopilotes

En la excursión a San Marcos un lugar y una escena singular salió a nuestro paso. Sucedió pues que camino al Agua Blanca detuvimos nuestra marcha y dejamos la camioneta para acercar nos a un grupo de zopilotes negros que se daban un festín de un cadaver de un caballo.

Zopilotes negros (Coragyps atratus)

Nos acercamos con sigilo al que muchos considerarían como un grotesco espectáculo pero no es mas que la labor natural de estas aves limpiando de cadáveres el campo. Conforme nos acercábamos volaban uno a uno los más tímidos y quedaban los más osados o hambrientos hasta que incluso dejamos de acercarnos con discresión y permanecimos parados y algunos zopilotes no se inmutaron y continuaron comiendo.


Lo que también resultó sigular era el lugar pues tenía una cómoda alfombra de pasto convegetación predominantemente huizachera pero fácil de caminar. No fue ese el único cadaver pues unos metros hallamos otro cadaver y luego otro más de caballo t muchos huesos en las cercanías. ¿qué ocurre en ese lugar que hay tanta muerte de ganado?

¿El que ríe al ultimo ríe mejor?

El zopilote es una de las aves quizá mas despreciadas por su aparente fealdad pero debemos de reconocer su elegante vuelo y la altura que estos llegan a alcanzar sin batir alas. Su cabeza desprovista de plumas es quizá su rasgo más grotesco pero las aves carroñeras no necesitan esas plumas cuando meten la cabeza en su comida.

1 comentario:

checo dijo...

Que onda luis,

Esta muy completo tu blog, haber si después me ayudas con más información d estos lugares.

Saludos...