25 de mayo de 2008

La mina El Amparo en Etzatlán

Etzatlán tiene una joya escondida al sur de la población. Subiendo a los cerros que están hacia este punto cardinal se encuentra además de n maravilloso paisaje las ruinas de un mineral abandonado. El lugar se llama La Embocada o El Amparo que a decir de mi jefe de Clan (ADS), bien pudiera llamarse el desamparo pues hoy son unas cuantas familias las que habitan la zona que alguna vez fue más pablada y económicamente más activa.

Capilla

Uno puede llegar a El Amparo con casi cualquier vehículo, incluso en bici de montaña se puede hacer una buena ruta. En El Amparo están varios edificios en ruinas que si te gusta ver esas antiguas construcciones ahí tendrás muchos lugarcitos para explorar y deambular.

La Gerencia

Quizá el más sobresaliente son las ruinas de la gerencia que es un edificio que ya está cerca de caer pero que deja ver en sus ventanas, mosaicos y estructura una lucida edificación. Desde la Gerencia puedes ver la pequeña capilla en la punta del cerro que es lo más conservado de la región pues se sigue usando.

Tiro de mina entre matorrales (colapsada)

En una corta caminata que puedes hacer desde un camino que pasa al frente de la gerencia podrás llegar a la zona donde hay varios tiros de la mina y restos de alguna represa. Estos tiros son de aquellos que uno espera encontrar en una mina vieja. Con sus vigas de madera y en un hoyo al costado del cerro. Algunas están inundadas y otras colapsadas y ninguna de ellas es segura para ingresar. Una de ellas con un corto tiro excavado a martillo y cincel si puede uno entrar más metros.

Otro tiro

En tiempo de aguas corren algunos arroyitos por los alrededores y la vegetación llena de verde la región pero cualquier época del año es buena para ir a El Amparo y hacer un día de campo bajo un eucalipto. Unos kilómetros adelante se encuentra Las Jiménez, tema de un artículo posterior.