31 de mayo de 2008

Las Jiménez en Eztatlán

Las Jiménez en la actualidad es una comunidad pequeña. Enclavada entre los cerros y con pocos habitantes, incluso está más desamparada que El Amparo. Aquí es dónde hay más ruinas del complejo de la Mina El Amparo.

Tengo entendido por lo que me platicaron con anterioridad que en esta zona era donde se molía la piedra para la extracción de los minerales de la mina. Es un poco difícil de imaginar que hubiese sido así ya que este lugar se encuentra más adentro de los cerros que los tiros de la mina que están geográficamente más cerca de Etzatlán. Probablemente el mineral era llevado de las Jiménez a Ahualulco ya que el camino es de bajada en su mayoría y quizá también se establecieron en Las Jiménez por que aquí veo más facilidad para encontrar el agua necesaria para la operación de la mina.

Las Jiménez tienen importantes ruinas de esta mina que muestran agradables características como un edificio muy alto que puede ser visto desde muy lejos aún cuando solo queden hoy las paredes exteriores. Una chimenea de ladrillo rojo, depósitos de agua y múltiples edificios que algunos han sido acondicionados para servir de establo.

Una piedra bola a un lado del camino

La zona que rodea a las Jiménez es geográficamente muy accidentada, en tiempo de lluvias es fenomenal. Hace años caminé de Oconahua al Amparo y luego a Las Jiménez encontrando una vegetación muy exuberante. En las Jiménez esta vegetación impide el contemplar las ruinas un poco y puede hacer el acceso difícil para muchos vehículos. Sin embargo es una ruta ideal para bici de montaña en tiempo de lluvias pasando por Etzatlán, El Amparo, Piedras Bola (por aquí también puedes llegar), Las Jiménez, Santa Cruz y Ahualulco. En cualquiera de los dos sentidos será una buena excursión tomando en cuenta el importante desnivel que existe entre Etzatlán y El Amparo.

También es un punto par llegar a Piedra Bola, además de la carretera Ahualulco – Ameca, pero todavía no conozco las condiciones del camino como para hacerte una sugerencia. Hasta la próxima

No hay comentarios: