19 de julio de 2008

Mina El Rubí en Talpa de Allende

Hace ya tiempo pasé por Talpa y llegué a este rincón de Jalisco. Y lo llamo rincón porque realmente uno se siente en un lugar remoto y tranquilo. La Mina el Rubí es otro de esos lugares abandonados que tienen algo de magia como El Amparo.


Aquí la fábrica y los tiros de la mina están muy cerca y no hay que caminar demasiado para llegar a cualquiera de los lugares. La fábrica donde procesaban los metales se encuentra en un ladera para aprovechar la gravedad y que el proceso fuera ayudado por esta. De hecho El Rubí está en un pequeño valle por el que corre el Río Toledo entre cerros.


Hay dos tiros de mina, ambos están inundados y uno de ellos, el principal no tiene mucho nivel de agua y según me dijeron se adentra como 500 metros en el cerro y que hace poco entró uno de los antiguos trabajadores con unos ingenieros como 200 metros. De hecho pensaban que yo iba de alguna empresa para ver la mina pues dice que la quieren reactivar.

Agua mineral

En la comunidad del Rubí viven unas cuantas familias en un tranquilo aislamiento de ese del que añoramos los ahogados en la jungla citadina. Es parte de una ruta turística muy poco frecuentada de la Sierra Occidental de Jalisco. Para llegar a El Rubí hay una terracería que lleva que sale al norte de talpa hacia el oeste. Esta sube unos cerros para luego bajarlos y meterse al vallecito del Río Toledo. El camino recorre varias comunidades hasta llegar a El Rubí y todavía sigue más al sur internándose en la sierra. Algunos locales me dijeron que incluso se puede llegar a Vallarta por ahí pero que es muy largo y lento.


El Río Toledo lo conocí en tiempo de secas y era un agradable arroyo donde se veían muchas especies de aves. Este Río al parecer crece mucho en estos tiempos de agua por lo que puede hacer difícil el acceso a El Rubí.